Tarta Tatin de manzana y salvia
postres

Tarta Tatin de manzana y salvia

Esta tarta Tatin rústica se distingue por sus manzanas Granny Smith y su pasta de hojaldre crujiente, todo hecho en una sartén de hierro colado. La reducción de sidra añade un aroma intenso de fruta al caramelo casero en el que se han preparado las manzanas.
  • 20m

    tiempo de preparación

  • 50m

    tiempo de COCCIÓN

  • 10

    Ingredientes

Ingredientes

  • 25 centrilitro de sidra brut
  • 120 gramos de azúcar
  • 120 gramos de mantequilla cortada en trocitos
  • 4 cuchardita de melaza*
  • 4 manzanas (Granny Smith, Golden...), peladas, sin el corazón, cortadas por la mitad
  • 1/2 cuchardita de salvia
  • 1 pasta de hojaldre para pastas
  • 12.5 centrilitro de aceite para freír (opcional)
  • Hojas de salvia fresca (opcional)
  • Nata líquida espesa o montada (opcional)

Preparación

  • Ponga a cocer la sidra hasta que hierva en una sartén de hierro colado para ir al horno de 25 cm de diámetro a fuego medio. Deje que hierva hasta que la sidra haya reducido a la mitad unos 10 minutos. Incorpore el azúcar; dejar que se haga hasta que empiece a caramelizar. Incorpore la mantequilla y la melaza y mezcle bien. Disponga con delicadeza las manzanas en el azúcar caramelizado con el lado cortado hacia arriba apretándolas para que quepan todas. Cocine 5 o 6 minutos. Retire del fuego sazone con salvia. Coloque la pasta de hojaldre encima de las manzanas con cuidado de cerrar bien los lados.

  • Ponga la pasta de hojaldre en el horno precalentado a 200 ºC entre 25 y 30 minutos hasta que esté bien dorada. Retírela del horno y deje que se enfríe 5 minutos.

  • Mientras se hace la tarta prepare la guarnición de hojas de salvia: caliente el aceite en un cazo pequeño a fuego medio-fuerte. Fría 4 o 6 hojas de salvia a la vez unos 3 segundos o hasta que estén crujientes. Escúrralas en papel absorbente. Pase la hoja de un cuchillo pequeño a lo largo del borde interior de la sartén. Ponga un plato sobre la sartén. Con unas manoplas voltee rápidamente la sartén y el plato. Las manzanas deben quedar encima y la pasta de hojaldre forme la base. Sírvala tibia o a temperatura ambiente. Decore con hojas de salvia fritas y nata líquida o montada (opcional).