Pastel de te verde matcha con glaseado de merengue de limon
postres

Pastel de té verde matcha con glaseado de merengue

Este pastel ligeramente dulce obtiene su sabor y color del té verde de la mezcla de especias matcha con jengibre y corteza de limón. Con una capa de crema de limón y glaseado de merengue de limón por encima, este postre representa una variedad de los pasteles de capas clásicos.
  • 25m

    tiempo de preparación

  • 15

    Ingredientes

Ingredientes

  • Pastel de té verde matcha:
  • Glaseado de merengue de limón:
  • 175 gramos de azúcar
  • 3 claras de huevos grandes
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 1 cuchardita de zumo de limón
  • 1 limón, corteza rallada (opcional)
  • 6 claras de huevo
  • 175 gramos de harina
  • 250 gramos de azúcar glas Vahiné
  • 225 gramos de crema agria
  • 50 gramos de mantequilla, derretida
  • 2 cucharadas té verde matcha con mezcla de jengibre y cítricos
  • 2 cuchardita de levadura Vahiné
  • 100 gramos de crema de limón

Preparación

  • Caliente previamente el horno a 170°C o marca de gas 3. Para el pastel, engrase el fondo y los laterales de un molde para pasteles de unos 20 cm de diámetro y recúbralo con papel de horno.

  • Bata las claras de los huevos en un cuenco mediano con una batidora eléctrica a alta velocidad hasta obtener unas crestas suaves. En otro cuenco, ponga la harina, el azúcar, la crema agria, la mantequilla derretida, la mezcla de matcha y la levadura y mézclelo con una batidora eléctrica a baja velocidad para mezclar todos los ingredientes. Bátalo luego durante un par de minutos más a velocidad media. Ponga poco a poco las claras de los huevos hasta que se mezclen bien. Coloque la masa en el molde preparado.

  • Hornee la masa durante 35-40 minutos o hasta que inserte un cuchillo en la parte central y salga limpio. Deje enfriar el pastel en el molde durante 10 minutos. Luego retírelo del molde y déjelo enfriar totalmente en una bandeja de rejillas.

  • Para elaborar el glaseado, coloque todos los ingredientes en un cuenco metálico y bátalos hasta que se mezclen bien. Llene una cacerola con unos 500 ml de agua. La cacerola debería ser lo suficientemente grande como para el cuenco con la mezcla quepa dentro sin tocar el fondo. Cuando el agua esté cociendo a fuego lento, coloque el cuenco en la cacerola y bata la mezcla hasta que alcance 75°C. Retírelo de la cacerola y déjelo enfriar, removiendo de vez en cuando.

  • Parta el pastel a la mitad horizontalmente para formar dos capas finas. Coloque una de ellas en un plato y extienda la crema de limón. Ponga encima la segunda capa. Ponga glaseado en la parte superior y en los laterales, adornándolo con un poco de corteza rallada de limón, si así lo desea.