Ensalada nicoise con chia citricos y atun con una ligera corteza de chile
marisco y crustaceos

Ensalada niçoise con chía, atún y corteza de chile

Esta nueva versión de la ensalada clásica niçoise incluye un huevo escalfado y atún ligeramente braseado con una capa de una mezcla ácida de semillas de chía, lima, chile y ajo. Puede combinarse con patatas pequeñas, judías verdes y aceitunas, con un aliño de una mezcla de chía y mostaza Dijon para elaborar una ensalada saludable que, además, es una comida completa.
  • 30m

    tiempo de preparación

  • 50m

    tiempo de COCCIÓN

  • 21

    Ingredientes

Ingredientes

Preparación

  • Para la vinagreta, coloque el aceite, el vinagre, la mostaza y la sal de mar en un contenedor para la batidora y tápelo. Bátalo a alta velocidad hasta obtener una mezcla suave. Vierta el contenido en un cuenco pequeño. Añada la mezcla de chía. Tápelo y póngalo en la nevera hasta que necesite utilizarlo.

  • Para el atún, condimente los filetes con sal de mar y pimienta negra. Cúbralos con la mezcla de chía, presionando firmemente para que se adhiera la mezcla. Caliente el aceite en una sartén grande a fuego medio/alto. Añada el atún, friéndolo durante 2-3 minutos por cada lado. Ponga el atún en un plato y déjelo enfriar ligeramente. Tápelo y póngalo en la nevera hasta que necesite utilizarlo.

  • Para la ensalada, ponga las patatas en una cacerola grande con agua y sal y cocínelas durante 15 / 20 minutos o hasta que estén tiernas. Escúrralas y apártelas para más adelante. Mientras tanto, ponga las judías verdes en una cacerola grande con agua y sal, tapándola para cocinarlas durante entre tres y cinco minutos o hasta que estén al dente. Escúrralas y enjuáguelas con agua fría para, a continuación, volver a escurrirlas bien. Corte las patatas a la mitad o en cuartos, dependiendo de su tamaño. Colóquelas en un cuenco grande junto a las judías verdes. Añada la mitad de la vinagreta y dele vueltas para que se mezcle bien. Condimente con sal de mar al gusto y resérvelo para más adelante.

  • Para los huevos escalfados, llene una cacerola con unos 6 cm de agua. Añada 1 cucharada de vinagre y póngalo a hervir. Reduzca a fuego medio. Rompa un huevo en un plato pequeño y déjelo caer suavemente en el agua (debería ver burbujas en la superficie del agua). Repita el mismo proceso con los demás huevos. Cocine cada huevo entre 3 / 5 minutos, o hasta que la clara se vuelva blanca y la yema comience a solidificarse. Retire los huevos con cuidado con una espumadera y póngalos sobre papel de cocina para que absorba el agua.

  • Para servirlo, divida la mezcla de patatas, los tomates, el pepino y las aceitunas en 6 platos. Coloque encima un filete de atún y un huevo escalfado. Vierta la vinagreta restante sobre el atún y espolvoree un poco de la mezcla de chía adicional sobre el huevo.