Bolas de arroz fritas con pollo y salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre
aves

Bolas de arroz fritas con pollo y salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre

Los onigiri, o bolas de arroz rellenas de cosas buenas y sabrosas, se sirven en prácticamente cualquier taberna de Japón. Rellénelas de pollo bañado en vinagre de ciruela con jengibre y obtenga un tentempié dulce y energético.
  • 45m

    tiempo de preparación

  • 45m

    tiempo de COCCIÓN

  • 21

    Ingredientes

Ingredientes

  • Bolas de arroz de pollo frito:
  • 2 cuchardita de aceite vegetal, más una cantidad adicional para freír
  • 10 hojas de bok choy, con los 5 cms de la parte inferior de cada hoja recortados
  • 2 huevos, ligeramente batidos
  • 100 gramos de migas de pan panko
  • Salsa cremosa de jengibre y vinagre de ciruela:
  • 200 gramos de mayonesa Kewpie (mayonesa japonesa) o mayonesa normal
  • 3 cuchardita de kétchup
  • 1 cuchardita de vinagre de ciruela ume
  • 2 cuchardita de azúcar moreno
  • 1 cuchardita Jengibre molido
  • 325 gramos de arroz de sushi
  • 1 cuchardita de Mezcla japonesa de 7 especias
  • 75 gramos de salsa de ciruela
  • 2 cuchardita de mirin
  • 2 cuchardita de vinagre de ciruela ume
  • 1 cuchardita de salsa de soja
  • 1 cuchardita Jengibre molido
  • 1 cuchardita de Mezcla japonesa de 7 especias
  • 275 gramos de muslos deshuesados de pollo, sin piel, cortados en 10 cubos (de unos 5 cms)
  • 1/2 cuchardita Molinillo ajustables de sal de mar

Preparación

  • Para las bolas de arroz fritas con pollo, cocer el arroz de sushi según las indicaciones del envase, empleando 500ml de agua. Una vez cocido, dar consistencia esponjosa con un tenedor y apartar para dejar enfriar ligeramente.

  • Para preparar el marinado, mezclar la salsa de ciruela, mirin, vinagre de ciruela, salsa de soja, jengibre y Mezcla japonesa de 7 especias en un bol grande. Apartar 3 cucharadas del marinado a un bol pequeño y reservar. Añadir el pollo al marinado restante, cubrir y colocar en el frigorífico durante 30 minutos.

  • Para cocer el pollo, calentar el aceite en una sartén a fuego medio-alto. Retirar las piezas de pollo del marinado, añadirlas a la sartén y freír removiendo durante 2 minutos. Bajar el fuego a nivel medio. Añadir el marinado reservado al pan y cocer durante 3 - 5 minutos más o hasta que el pollo quede dorado y bien hecho, volteando con frecuencia.

  • Para formar las bolas de arroz, envolver 1 pieza de pollo en 1 hoja de bok choy. Tomar 1 cucharada colmada de arroz caliente en la palma de la mano y darle una forma cóncava. Colocar el pollo envuelto en bok choy en la hendidura, cubrir con más arroz y emplear las manos para dar forma de bola o triangulo al arroz alrededor del pollo, tapando por completo el relleno. Colocar en una bandeja cubierta de papel de horno. Repetir con el pollo, bok choy y arroz restantes. Cubrir con film de cocina y congelar durante 30 minutos o hasta que queden ligeramente congeladas.

  • Mientras tanto, preparar la salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre añadiendo todos los ingredientes en un bol mediano y removiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Cubrir y refrigerar hasta el momento de servir.

  • Retirar las bolas de arroz del congelador. Bañar cada bola de arroz en huevo batido, empanar de manera homogénea con las migas de pan panko y devolver a la bandeja. Calentar el aceite para freír a 180°C. Añadir la mitad de las bolas de arroz y cocer durante 5 minutos o hasta que queden doradas. Escurrirlas sobre servilletas de papel y repetir hasta cocer todas las bolas. Servir las bolas de arroz con salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre.