EL SECRETO DE LAS ESPECIAS

PEREJIL

PEREJIL

Aunque a menudo se ve como un simple aderezo, en el perejil hay mucho más de lo que se ve a primera vista. Brillante y delicioso con un tono verde muy vivo, esta modesta hierba añade equilibrio a casi cualquier plato salado, por lo que a menudo se considera un alimento básico en la despensa. Hay dos variedades diferentes de perejil disponibles hoy en día: hoja plana y rizada; y es esta última la que se utiliza para decorar platos. Sin embargo, el perejil de hoja plana tiene un sabor más fuerte desde el tallo al extremo, y es por ello por lo que la elegimos en nuestros productos.

Perfil de sabor

El perejil tiene un sabor limpio y a pimienta con un toque a tierra, lo que lo convierte en un gran polifacético en la cocina. Corriendo por cada hoja hay aceite aromático natural, y esto es responsable de su inconfundible sabor.

Para conservar este aceite y el color y sabor fresco que da a nuestro perejil, cogemos manualmente las mejores hojas y luego las secamos el mismo día utilizando un proceso de secado especial. El perfil de sabor bien equilibrado del perejil en realidad estimula todos los receptores gustativos de la lengua, desde los dulces a los salados, por lo que complementa una gran cantidad de recetas saladas, realzando el sabor y equilibrando el plato.

Mejor en…

La mejor cualidad del perejil es su gran afinidad con otras hierbas y especias, incluido el chile, el eneldo y, sorprendentemente, la citronela. Para una combinación clásica, el perejil va especialmente bien con el pescado. Pruebe a espolvorearlo sobre el salmón al final de la elaboración, añadiendo un chorro de zumo de limón para finalizar. El perejil también combina bien con el cuscús, las ensaladas o tortillas, y va especialmente bien con la menta. Para una deliciosa opción vegetariana, combínelo con migas de pan, queso rallado y ajo, y vacíelo en champiñones planos, rociándolos con aceite de oliva antes de hornear hasta que estén dorados. Haga una salsa fácil y sabrosa mezclándolo con mantequilla y zumo de limón, y mézclelo con verduras cocidas o patatas nuevas.

Historia

El primer registro del uso del perejil en la comida fue por los antiguos romanos, quienes lo consumían tanto como comemos la lechuga hoy en día. Se ha usado ampliamente como guarnición desde el siglo XVIII, gracias a la creencia de que podía refrescar la respiración y neutralizar los sabores fuertes. Es por esto por lo que hoy en día el perejil se empareja a menudo con el pescado y el ajo.

¿Sabía que…?

- El perejil tiene un buen color verde fresco y un aroma suave.

- El perejil debe su nombre a las dos palabras griegas: «petrose» que significa «roca» (a menudo crece entre las piedras) y «selenium», que se traduce en líneas generales como «apio de roca».

- Los romanos creían que llevar perejil alrededor del cuello les prevenía de la embriaguez.