EL SECRETO DE LAS ESPECIAS

ENELDO

ENELDO

El eneldo se usa con más frecuencia junto con los pepinillos, pero hay muchísimo más en esta dulce hierba aparte de ser una mera guarnición. Conocido en muchos sitios de Europa, Oriente Medio y Escandinavia, el eneldo tiene un sabor peculiar parecido al hinojo y al apio. Muy relacionado con el perejil, su aroma fresco complementa especialmente bien los platos de pescado y marisco.

Perfil de sabor

El eneldo tiene un sabor deliciosamente fresco y a cítricos, con un matiz ligeramente herboso. El sutil dulzor de la marca significa que funciona especialmente bien con el ajo y la menta, y a veces se usa como sustituto del perejil.

Troceamos y secamos nuestro eneldo el día que se recoge y utilizamos tarros con sello de aluminio para mantener la frescura y el sabor y conservar el fresco color verde.

Mejor en…

Esta hierba complementa los platos de pescado y su sabor natural puede equilibrar aromas fuertes como el de ajo o chile. Espárzalo sobre el bacalao con un chorro de zumo de limón antes de asar, o mézclelo con aceite de oliva, vinagre, mostaza y miel y luego viértalo sobre el salmón. Mézclelo bien con patatas cocidas o zanahorias con un poco de mantequilla, o úselo como alternativa refrescante del perejil en tortillas, quiches y ensaladas. Para un toque refrescante en bebidas frías, pruebe a congelar el eneldo en cubos de hielo con menta.

Historia

El eneldo se ha usado en sabrosas comidas durante siglos, pero ha tenido innumerables usos a lo largo de la historia. En la Antigua Grecia se usaba como remedio para el hipo, mientras que las semillas se utilizaban como sedantes en el Antiguo Egipto.

Al igual que con el perejil, los griegos también hacían guirnaldas de eneldo para sus atletas campeones y poetas, quienes las llevaban como coronas.

Debido a su fuerte sabor, el eneldo se ha usado mucho para realzar el sabor natural de las verduras, carnes y otras hierbas y especias.

¿Sabía que…?

- En la Edad Media, se creía que el eneldo tenía propiedades mágicas que protegían las casas y creaban amuletos de amor.**

- La palabra «eneldo» proviene de «calmar» en el nórdico antiguo, ya que los vikingos relacionaron un fuerte significado a los efectos calmantes y sedantes de la hierba.

- El eneldo tiene un fresco color verde y un sabor suave.

Fuentes ** http://www.themagickalcat.com/Articles.asp?ID=242